NOSOTROS

NOSOTROS

lunes, 19 de mayo de 2014

ARRUGAS


Hola rebuscadores:

Es de noche, estoy escribiendo esto al filo del sueño y cada vez que mis de dos golpean las teclas tengo que recordarme que no me puedo dormir, no, aún no. Cuando lo hago siento un miedo atroz, un miedo frio que me hiela las medulas de los huesos y me seca la boca. Pienso que debe ser así cuando te haces viejo y pierdes la memoria y ya no distingues la  realidad de lo que es una ensoñación producto de una mente enferma y anciana. Es por esto que hoy les recomiendo que hagan por ver esta película. Véanla y piensen. Piensen que en esta vida sólo hay tres grandes verdades y que tarde o temprano todos, todos tendremos que conocerlas por igual: La Enfermedad, La Vejez y la Muerte. 









Te escribo ahora que aún es tiempo,
Porque aún puedo.
Te escribo ahora,
Para cuando ya no te recuerde
Para cuando ya no sepa tu nombre

Te escribo para decirte:
¡QUÉ TE QUIERO!
y que jamás lo olvides.
Pues aunque el Alzhéimer me tape la boca
nunca podrá borrarte de mi corazón