NOSOTROS

NOSOTROS

martes, 10 de junio de 2014

AGUA#6 FINAL





.....


Como bien saben mis estudios no tardaron en dar frutos, sólo tenía que desandar el camino del que conocía su fin. Representé una pantomima de experimentos y teorías que al principio mis superiores contemplaron con ojos escépticos, pero que poco a poco fueron convenciéndolos de ese era el cabo del que había que seguir tirando. Fue una gran actuación por mi parte, lo reconozco.

Tras los primeros aciertos mi carrera sufrió el empujón que necesitaba. Luego vinieron las ofertas para financiar mis proyectos y justo después la apoteosis; los premios y el reconocimiento internacional. Sin saberlo había plantado la semilla del desastre.

Fue imposible contener la euforia de la comunidad científica que una vez desbordada no tardo en contaminar su entusiasmo a la opinión pública.

Mi primer logro fue la recodificación de determinadas proteínas que afectaban al comportamiento vírico y bacteriano.

Luego se investigó en el uso de priones que introdujeran cambios en el código genético humano para que nuestro organismo pudiera sinterizar estas proteínas dándole la posibilidad de tener esta nueva arma que desactivaba a los patógenos.

Este descubrimiento, como bien sabéis ahora, haría que unos años más tarde tuviéramos la posibilidad de controlar virus como el Ébola o el VIH y que dejaran de ser una amenaza para la raza humana. Pronto los gobiernos se interesaron por mis estudios y el dinero empezó a llover literalmente sobre mí y mi equipo. El primer premio Nobel no tardó en llegar.

El mundo se postraba ante mis pies y me llamaron salvador. La correcta aplicación de estos conocimientos haría que el índice de mortalidad decreciera radicalmente, sobre todo en los países más subdesarrollados.

Sinceramente fui feliz y lo he sido hasta hace pocas fechas, hasta que he descubierto la amarga verdad.

Oculté a todos el verdadero origen de mis conocimientos y como ellos me recomendaron he intentado ganarme el respeto de la humanidad para que oyeran una verdad para lo cual los preparaba. La verdad de que los conocimientos que libraría a la humanidad de la primera causa de mortalidad mundial fuera erradicada, me habían sido proporcionados por unos seres extraterrestres bondadosos que vivían en nuestros mares y que me habían abducido ofreciéndomelos como un presente de buena voluntad para que prepara un primer contacto real con los humanos.

¡Qué bonita mentira!

Aún descansaba sobre la mesa de mi despacho personal la comunicación que acaba de recibir;  me informaba de que se me había vuelto a conceder el Premio Nobel de Medicina, por conseguir la una “vacuna” que causaría una alteración genética y que libraría a toda la humanidad de las enfermedades infecto-contagiosas para siempre,  cuando la voz retumbó en mi cabeza.

- Hola Víctor. Ha llegado el momento, el momento de Nos.

Me quede petrificado cuando oí después de tantos años a mis padrinos. No puede intercambiar ningún pensamiento o palabras, no fue una conversación simplemente era un comunicado.

-Has obrado exactamente como Nos había previsto. Tu vanidad y ego sin límite te ha hecho trabajar sin descanso durante más de veinte años de tu insignificante vida. Has tenido miedo al fracaso y al descredito de los tuyos y por ello has ocultado la verdad durante tantos años. Si no lo hubieras hecho posiblemente toda la humanidad en su conjunto podría haber descubierto nuestras intenciones y ahora las cosas serían muy diferentes para Nos. Pero Nos te había observado y sabía. Estáis condenados pero Nos te ofrece una nueva oportunidad.


+Me quedé estupefacto ¿Qué decía aquella voz, qué decía de fracasos miedos y condenaciones?. Intenté pedir una explicación pero no podía comunicarme con el/ellos Nos fuera lo que fuera, no admitió interrupciones.

-Tus congéneres, los que han sido engañados por ti, te ofrecen, en su inocencia un nuevo premio por su destrucción.

Esa vacuna como llamáis, introducirá como bien sabes una alteración en vuestro código genético que hará que las infecciones no os afecten. Esta vacuna se va a inocular obligatoriamente a todas vuestras crías. Pues bien esa mutación tan beneficiosa, también hará que la próxima generación de tu especie sea estéril y por lo tanto acabe extinguiéndose. Sal al mundo y cuéntaselo si te atreves jajajajajajajaJAJAJAJA intenta evitarlo si puedes.

¿Cómo pensaste que Nos iba a compartir vuestra Agua? ¿Cómo crees que tu especie iba a compartir vuestra agua con Nos? Vosotros sois el virus de este planeta al que estáis destruyendo. Piénsalo a la larga es lo mejor para ella. JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA.

Aún siento esa risa en la cabeza, que no era una risa sino más bien un gorgoteo como el del agua al cocer y que me estaba derritiendo las meninges desde entonces. Maldita bestia, maldito ser. Nos va a destruir sin ni siquiera mover un dedo.

Por eso escribo esta carta, no sé exactamente cuánto tiempo me queda; siento como se me acelera el pulso y se me seca la garganta. He vivido en la mentira y muero como un cobarde. Esta noche cuando recibí el galardón estuve a punto de contar al mundo la Verdad pero no he sido capaz, lo siento, lo único que espero que aún no sea tarde y que por favor no pinchéis a ninguna criatura esa maldita vacuna. Espero que sepáis perdonarme…

 

                                                                                       FIN
                                             
 
(Quiero agradecer a @Salva_A_Hdez y @Merijane su apoyo incondicional, y paciencia...Agüita)