NOSOTROS

NOSOTROS

miércoles, 2 de julio de 2014

Reptile

hay discos y discos. hay discos que se recuerdan con cariño porque tus hermanos mayores no paraban de ponerlo en casa y se nos quedan grabados en lo profundo de la memoria, otros que nos enamoraron por la circunstancia que sea y otros porque nos hicieron ''ver la luz'' de alguna manera: nos hicieron compañía en un momento determinado, conocimos a alguien o nos ayudó (como en el caso de los músicos de ''oreja'' como yo) a avanzar y crecer musicalmente.
este es el caso que me ocupa, un gran disco, casi desconocido para la mayoría de personas que consumen música de usar y tirar, pero muy bien valorado entre melómanos, guitarristas y seguidores de ''mano lenta''

la vida de Eric Clapton está marcada por las dos caras de la moneda: fama, éxitos y dramas y tragedias personales. hijo ilegítimo, creció pensando que sus abuelos eran sus padres y que su joven madre era su hermana mayor.

 una aparición del salvaje Jerry Lee Lewis en la televisión le arrastró hacia el blues
le echaron del instituto a los 17 años por tocar la guitarra en clase. a los 20 años, con los Yardbirds -que integró junto a otros dos ases del rock británico, Jimmy Page y Jeff Beck-, empezó a saborear la fama y se le bautizó como ''mano lenta''

los casi ya cincuenta años de carrera de Clapton han tenido varios momentos espectacularmente brillantes y fundamentales en la historia del rock: recordar su paso por la banda de John Mayall (un choque de egos rompió la alianza) y la fundación de grupos como Cream (con Ginger Baker y Jack Bruce) y Blind Faith (con Baker, Rick Grech y Steve Winwood). el primero llegó a ser casi tan famoso como los Beatles y los Rolling Stones, y el segundo está considerado el primer supergrupo de rock, aunque el consumo de drogas terminó en pocos meses con la fulgurante aventura.

 luego vino Derek and the Dominos, con quienes lanzó el disco doble Layla and other assorted love songs. el tema principal del álbum estaba inspirado en el conflictivo triángulo amoroso que vivió con su amigo George Harrison y su esposa Patty, que dejó al beatle y se casó con Clapton en 1979 (para llegar al divorcio en 1988).
 ya entonces estaba Mano Lenta bastante enganchado a la heroína. logró salir gracias a un tratamiento de electropuntura que le recomendó el ''Who'' Pete Townshend. poco después, en 1980, el problema se llamó alcohol, y lo llevó a un año de reclusión en un hospital.

años más tarde y completamente limpio de todo tipo de sustancias, Clapton se vio marcado por un azar contradictorio. la terrible muerte de su pequeño hijo Conor, que cayó desde el piso 49 de su apartamento en Manhattan en 1990, le inspiró la canción Tears in heaven.
un tema conmovedor que le valió seis premios Grammy, obtenidos por el single y el álbum Unplugged

estamos ya en 2001 y Eric publica el disco que quiero compartir: '' Reptile '' apelativo cariñoso con el que se llama a los buenos amigos, y en el que combina el blues con ritmos cadenciosos brasileños. lo presentó acompañado por una banda de prestigiosos veteranos como Paulinho da Costa (percusión), Nathan East (bajo), Andrew Fairweather (guitarra), Billy Preston (teclados), Stephen Gadd (batería), David Sancious y, para los coros, The Impressions.

el disco llegó al puesto 5 en las listas del Billboard americano y número 1 en las ventas por internet

listado de canciones:

1- reptile, Clapton
2- got you on my mind, Biggs/Thomas
3- travellin' lights, JJ Cale
4- believe in life, Clapton
5- come back baby, Ray Charles
6- broken down, Minie/Morgan
7- find myself, Clapton
8- I ain't gonna stand for it, S. Wonder
9- I want a little girl, M. Mencher/B. Moll
10- second nature, Clapton/Climie/Morgan
11- don't let me be lonely tonight, James Taylor
12- modern girl, Clapton
13- superman inside, Clapton/D. Bramhall/Susan Melboy
14- son and silvia, Clapton

andaba yo por esa época intentando ''encontrarme'' a nivel técnico, necesitaba perfilar mi estilo interpretativo y refinar mi técnica como guitarrista. ya había escuchado incontables veces a Eric, me gustaba mucho su feeling tocando y cantando, pero tambien escuchaba a Eddie van Halen, Randy Rhoads....y un sinfín de bandas y solistas que destacaban, pero no encontraba ''mi sitio'', sabía lo que sentía, era una época para mí muy productiva, componía y tocaba con otras bandas sin parar, pero sentía que me faltaba algo, un pellizco del alma no podía plasmarlo en el mástil de la Fernándes.
paré de componer y tocar, estuve un par de meses alejado del vértigo de ensayo-concierto y me dediqué a escuchar bien, con detalle, pasión y respeto a los grandes de toda la vida, los que llevaba décadas escuchando como fan incondicional, pero nunca me había parado a estudiar como músico

la ''gracia'' que tiene este disco además de ser un discazo por todo su contenido, es que me ''enseñó'' a recordar la magia de una buena canción: sencillez, mensaje y alma.
sencillez, porque ahí está parte del secreto de una gran canción, unos acordes sencillos y una voz transmitiendo sensaciones, vivencias...
mensaje, porque las canciones son eso, mensajes que manda alguien que necesita decir algo y compartirlo con quien necesite escuchar
y alma, porque me enseño que las canciones tienen que tener alma, tienen que decir cosas que no pueden estar ocultas porque queman dentro y alma tambien porque el arte no es industria.

le tengo que agradecer siempre a este disco la honestidad, el buen hacer y redescubrir la eterna escala pentatónica, la omnipresente en la música Blues, esa a la que tanto debo..
aquí volví a empaparme de los solos de guitarra de Eric, porque junto con B.B. King son mis máximas influencias como ejecutante de guitarra.

como muestra del disco, os voy a compartir un par de videos del mismo. espero que os guste y que os pueda ayudar como lo hizo conmigo.

mantengo humildes mis orejas :)