NOSOTROS

NOSOTROS

miércoles, 12 de noviembre de 2014

El Cañón




Cuando el cañón entra en mi boca
como un muñón helado.
Cuando el metal toca el cielo
una arcada de miedo
como el rayo que anuncia al trueno
Nauseas de pena y lágrimas
me recuerdan que la muerte está próxima

Tiembla el dedo
sobre el acero.
No puedo, no me atrevo.

La toco, la noto
la sujeto ente las manos.
La agarro con fuerza
y la monto
se levanta el martillo,
ya sólo me queda apretar el gatillo

Apretar el gatillo y todo acabará
Una bala y mi cabeza se abrirá
Los ojos explotaran en pompas de sangre
y el pelo arderá
y su olor..
y él de la pólvora..
y él de la carne quemada..

Huesos, piel y sesos,
todo hasta los dientes
volaran por el aire.
como un cubo de basura cuando se patea
como un morcilla de inmundicia
que se aplasta, todo saltará
en roja sinfonía.

Negro, todo será negro.
Miedo, tengo miedo.
Porque si disparo me mato
y si no lo hago, me muero.