NOSOTROS

NOSOTROS

miércoles, 18 de febrero de 2015

Dr. Jeckyll & Mr. Rock: Tolkien by Led Zeppelin

Bienvenidos una vez más a esta sección del blog que se llama:

                                                    Dr. Jeckyll & Mr. Rock

Un espacio patrocinado (porque no tenemos abuela) por el ilustre blog de:

                              lastrescalaveras72.blogspot.com 

Hechas las oportunas presentaciones y si más dilataciones, procedamos al meollo de la cuestión.

Esta sección consiste en presentar una canción, da igual de qué género, artista, grupo o compositor sea, explicar un poco su historia junto con alguna anécdota (si la hubiera o procede) a cargo del Dr. Jeckyll y a continuación, una versión de esta misma por otro artista o grupo y compararlas. De esto último se encarga acto seguido Mr. Rock.

No creo que a estas alturas de mi vida tenga que explicar ni reivindicar mi admiración, respeto y agradecimientos a Led Zeppelin, para mí la mejor banda de Rock de todos los tiempos, por discografía, creatividad, misticismo, energía, fuerza, pasión y sensibilidad a la hora de componer y plasmar en sus discos y en sus presentaciones en directo, toda la magia que tenían los cuatro artistas británicos.

Hace casi un par de décadas me quedé sin adjetivos calificativos para ellos. 
Desde que era casi un bebé escuchándolos en casa. 
En la adolescencia los volví a descubrir y cuando me decidí a aprender a tocar la guitarra en plan serio, pude comprobar la ''sencillez'' y la genialidad de Jimmy Page componiendo y ejecutando esos famosos riffs de temas como ''whole lotta love'' o ''stairway to heaven''.

Cuando Page montó esta banda, ya venía de poner su guitarra a disposición de los Yardbirds o Joe Cocker entre otros y era uno de los más cotizados músicos de sesión en los estudios de grabación de Inglaterra, había aprendido todos los trucos de grabación de los ingenieros de sonido y mezcladores, sabía cómo colocar los micrófonos, en qué ángulos, distancias y número para sacar la mejor calidad de sonido, ambiente o presencia.
Cuentan las ''malas lenguas'' que el famoso riff de ''black is black'' del grupo español Los Bravos lo compuso y lo grabó él mismo.

Led Zeppelin se caracterizaban por una cosa particular: fueron el primer grupo de la historia de la música que tenían firmado con su compañía discográfica un contrato de total libertad creativa y compositiva.
No eran la típica banda de ''one hit wonder'', es decir, no se limitaron a sacar cuatro singles en verano y lucir melena, desde su primer larga duración y hasta el último disco editado, todos y cada uno son diferentes entre  sí.

Sus influencias musicales iban desde el góspel, bues, country, hasta el rock sicodélico y las músicas étnicas, en especial la hindú con sus microtonos y aires místicos, lo que les llevo a grabar en el año 1971 su cuarto LP, más conocido como el del leñador(por la portada) el de las cuatro runas, o simplemente IV

En este disco hay un tema muy representativo de lo que estoy exponiendo, se llama ''the battle of evermore''. La canción la compuso Jimmy con la mandolina de J,P, Jones, que además de tocar el bajo en la banda, tambien se ocupaba de los teclados, mandolinas y demás orquestaciones, era músico profesional enn estudios de grabación, tocaba el órgano en la Iglesia de su ciudad y componía música orquestal.



Una canción normalita? Yo creo que no, por un par de razones muy significativas.
Una de ellas, es que la letra de la canción está inspirada en el estilo literario de J.R.R. Tolkien, el famoso autor de ''el señor de los anillos'', al que ya hacía mucho tiempo que había descubierto Robert Plant, el cantante, el cual estaba conociendo tambien las culturas de países tan dispares como Marruecos o la India e iba absorviendo toda esa amalgama musical y poética y lo adaptaba a las composiciones con la banda.

La otra razón y no menos importante, es que es la única canción en toda la discografía de la banda donde colabora un músico ajeno a ellos.
Aquí compartió las tareas vocales con Plant, Sandy Denny, miembro del grupo de folk Fairport Convention y ésta es una de sus canciones más representativas:


 
 Led Zeppelin pusieron punto y final a su andadura artística en 1980 tras la muerte del batería John Bonham, aunque nunca dejaron de tener algún tipo de contacto profesional, como por ejemplo en 1994 cuando Page y Plant decidieron unir fuerzas y se embarcaron en una serie de giras a nivel internacional, grabando un disco en directo llamado: No Quarter; Unledded, donde en ocasiones llegaron a estar más de cien músicos sobre el escenario: la banda y las dos orquestas juntas.

Se ''limitaron'' a hacer con sus canciones de Zeppelin unas presentaciones más orquestales, dándole a los temas un tratamiento más ''espiritual'' y poniendo en primer plano la importancia de los arreglos que aportaban los músicos invitados.

En esta ocasión, ''the battle of evermore'' va cantada a la par con la cantante hindú Najma Akhtar


Un aire más místico y unas percusiones de lo más acertadas, insinuantes, cíclicas, casi rememorando a las danzas de los derviches, consiguen dar una vuelta de tuerca a la eterna música de Led Zeppelin y los muestra más maduros, con las ideas más reposadas y refinadas.

De esta canción se han hecho un buen número de adaptaciones, como las de Heart, la banda de las hermanas Wilson, las cuales les rindieron un inmenso homenaje cantando ''stairway to heaven'' ante la familia Obama y un más que emocionado Plant, ya que en la batería se encontraba nada menos que Jason Bonham, el hijo del llorado John, miembro original de la banda y amigo personal de Robert.

Pero la versión que nos trae hoy Mr. Rock es la de Arjen Lucassen, compositor, guitarrista y cantante, así como miembro fndador de bandas de Rock Sinfónico como Ayreon o Stream of Passion.
Aquí ha respetado escrupulosamente tanto las melodías de las voces como las armonías y figuras de los instrumntos, poniéndole casi al final unas guitarras fuertes, distorsionadas, añadiendo un plus de energía a la canción.
Arjen ha sido el descubridor de grandes voces del panorama rockero/metálico actual como Anekke van Giersbergen o Marcela Bovio.


Poco más que añadir, para muestra de la calidad de los músicos de las nuevas generaciones que van llegando y tomando el testigo de los maestros, los que tenían plena libertad creativa, algo inusual en los tiempos que corren, donde lo que prima es la prontitud, la sencillez, el usar y tirar, la música como una excusa para vender distracción, lo superficial..

Y no voy a añadir nada más, no creo que sea necesario. Led Zeppelin eran una banda pionera en un montón de aspectos, se atrevieron a ir un poco más lejos que sus coetáneos y dejaron un buen puñado de discos con muchas perlas que ver brillar.



Mantengo humildes mis orejas:)