NOSOTROS

NOSOTROS

lunes, 21 de marzo de 2016

Mi amigo Bona, Fausto Taranto y los pelos de punta!

Dicen que ''nada ocurre por casualidad'' y en muchas ocasiones a lo largo de mi vida me he ido convenciendo de ello.
Unas veces por simples decisiones que pueden cambiar tu vida para siempre hacia lo bueno o hacia lo malo y otras, por una cascada de situaciones que se van acumulando en el día a día de cualquier persona.
En cualquier caso, hoy estoy donde estoy porque un día decidí encaminar mis pasos en una dirección concreta y no en cualquier otra.
Pasos, decisiones en la vida que me han llevado a donde estoy hoy y más concretamente en estos momentos en que estoy escribiendo esto.

Siguiendo con esto de las casualidades, no hace muchos días, tuve el honor de recibir en casa la visita de mi amigo Bona, otro enamorao de la música y del que presumo de tener trato.
Nos pusimos a hablar de música, como no! tecnologías y cacharros a usar. Yo no me entero muy bien con tanto tecnicismo, pero dá gusto escucharlo hablar de lo que conoce y a mí me hace bien.
En una de estas, abrimos el tan socorrido you-tube para ver ejemplos de lo que me hablaba. Le puse alguna maqueta de cosas que yo grababa antes y me dice: ''escribe este nombre en you-tube y escucha a esta banda. los ví hace unos días en la ''Madchester'' de Almería y son muy buenos, a tí que te gusta el rock andaluz, el flamenco, etc. te van a gustar..''
Aluciné!

Los que ya vamos teniendo una edad y hemos llorado escuchando a Jesús de la Rosa, Lole y Manuel, Camarón, Manolo San Lúcar, Paco de Lucía o Alameda y hemos podido disfrutar de esos momentos donde ''todo era de color'' y hemos tenido las orejas abiertas a otros estilos como el heavy metal de Iron Maiden o la seriedad teutónica de ACCEPT y esa contundencia que dan unas guitarras salvajes, bien afiladas y un doble bombo galopante, casi desbocao, nos alegra la vida, nos dá un extra de esperanza que un buen amigo te descubra una nueva formación haciendo una de las cosas que más me gustan: mezclar, fusionar estilos. Y hacerlo con convicción, con argumentos sólidos, personalidad y humildad al servicio de la canción, que es lo más importante.

La banda que me tiene enamorao con este concepto, son los granaínos FAUSTO TARANTO y hace unos meses parieron a su primer bebé, bautizado con el nombre de ''El Círculo Primitivo''.


Doce Canciones así, en mayúsculas, fábulas de la vida, historias de la calle, de una conciencia consciente de su vivir, de un refugio en la ''soleá'' del artista, un quejío, un lamento, una sangre hirviendo...pura raza hecha música.


Esto es lo que nos ofrece FAUSTO TARANTO, una agrupación de marcado carácter Heavy Metal en lo instrumental y una voz muy peculiar, pura en sus entrañas, aportando sus raíces flamencas con unas letras que te van a tocar la fibra sensible a poco que te preocupes en prestarle la atención que merece.

Los que hemos bebido de estas fuentes, ya tenemos creada la necesidad de escuchar estas fusiones, las disfrutamos. Las vivimos! Pero entiendo que si alguien no está acostumbrado o no conoce estas posibilidades que ofrece el arte, es posible que tenga que escuchar un disco así repetidas veces. Mejor así.

Los bunos discos son los que te hacen descubrir algo nuevo a cada escucha, los destripas, te aprendes cualquier nota o palabra de cada compás, intentas analizarlo...''qué habrá querido decir con esto...por qué ha dicho lo otro...este arreglo aquí significa nosequé y esta parte de la canción me sugiere esta sensación...''

Y eso es lo que me está pasando (aleluya!!) con estos musicazos de Fausto Taranto.
Según he podido leer en publicaciones profesionales, según dicen ellos mismos, la dualidad del nombre de la banda indica que Fausto comprende todo el estilo metálico en sonido y Taranto el lado flamenco:


Para muestra un botón. Cuando un disco está bien hecho y cualquier canción seleccionada al azar puede ser un single potencial, es que estamos ante algo grande, muy grande! El listón de la calidad a mi modo de ver está muy alto, han ido a por todas, han madurado las ideas y las han plasmado con convencimiento y conocimiento de causa.

No hay medias tintas, no se aprecian altibajos creativos ni canciones de relleno. Aquí hay fuego, decibelios, pasión, ganas y una fuerte apuesta por defender lo que han creado, como debe de ser.


Tengo mis favoritas como en todos los discos que tengo y no puedo ser onjetivo en estas cosas de la música. Afortunadamente, a cada persona le llegará más una canción que otra, dependiendo del día que tenga, de su estado de ánimo, etc. pero en cualquier caso, en este disco, cualquiera de las canciones te va a dar algo que necesitabas y no lo sabías, pero que en cuanto se oye la voz de ese cantaor, dices: te juro por mi libertad que esto es lo que me hacía falta para poder salir a la calle hoy y gritar que estoy vivo!


Como tu cara. Mi joya particular del disco. Llamadme raro, no me importa, pero esta canción ya la llevo en el tlf. y en el coche y es mi carajillo musical particular. Hay que estar medio muerto pa no dar saltos de emoción oyendo esta obra de artesanía.

Dice Bona que Paco toca muy bien la guitarra y yo digo que es la ostia el muchacho. No tengo el gusto de conocerlo y sé que las comparaciones son odiosas, pero es que si no lo digo me va a dar un achaque: que se joda Tremonti y sus afinaciones extrañas! jajajaj
Paco, enhorabuena, mi admiración y respeto. Tienes muy buen gusto seleccionando riffs y haciendo solos, muy buen gusto. Le das a la canción lo que pide y necesita, los solos dá gloria oirlos y sobretodo, algo que valoro mucho y es que se pueden cantar, cosa que no puedo decir de otros guitarristas pajilleros del mástil.



Que sí, que tres mil notas por segundo está muy bien, pero las carreras pa los galgos. Aquí hay arte y la velocidad es un recurso como otro cualquiera, pero no un fín.
Esto me parece justo destacarlo.

Habría que quitarse ya de una puñetera vez los complejos de músicos discretos, cuestionar mínimamente cualquier cosa que nos quieran vender de fuera y reivindicar a los Músicos de aquí. Nada que envidiar en medios técnicos, ni en destreza y mucho menos en creatividad. Fausto Taranto en su terreno y con estas personas me dá que podrían conseguir lo que se plantearan a nivel artístico.

A medida que voy escuchando el disco, me doy cuenta que estos  chicos no han escatimado en recursos para plasmar fielmente su trabajo. Si la canción necesita una guitarra española, la han grabado.
Si necesita contrapunto de voces, lo han hecho. Los coros femeninos están muy bien logrados, creando sonoridades y ambientes entre la voz principal de Ismael (bonito nombre y bonita voz, con personalidad, sin artifios, digna de alabar y halagar) que le dá ese acento flamenco natural y sin forzar que tanto me gusta.
Otra cosa que al hilo de las voces me gusta mucho, son los mensajes de las canciones. Me gusta porque me están haciendo pensar y a la vez, sentir, vivir. Desde los clásicos del rock andaluz no me habían hecho las letras de un puñao de canciones poder pintar cuadros imaginarios en mi universo y poder interpretarlos a mi antojo.

Esa es la magia de una letra, que te remueva algo por dentro, que te provoque sensaciones, que te pinche los costaos y te empuje a hacer algo. Que no te deje indiferente..

A mí ''me revienta la yel'' que estas obras de arte no reciban el reconocimiento que merecen y que estas bandas no sean reclamadas en medio mundo. Son criaturas veteranas con muchas tablas a cuestas y nada que envidiar a cualquier banda de fama internacional que estéis pensando.


Reconozco que mi mente tiene una extraña forma de relacionar las cosas que veo, escucho, hago, experimento y vivo y ponerle banda sonora. Es una terapia o un vicio, me dá igual, pero ese surrealismo interior decora mi vida y no dudo en comparar y alegrarme de los nuevos descubrimientos artísticos que dan color a mi vida.

No me importa exagerar porque los del Sur tendemos a eso, pero esta vez creo que me quedo corto en adjetivos para describir lo que me hace sentir esta Música. Los Calaveristas veteranos ya sabéis que soy músico amateur y no soy crítico musical ni soy quien para juzgar un trabajo ajeno. Sólo escribo de lo que me gusta y trato de aportar cosas positivas y Fausto Taranto las tiene y muchas, afortunadamente.

Yo que en su día flipé muchísimo con ''La Leyenda Del Tiempo'', con Imán, Califato Independiente, con aquella tarde en ''El Lago'' en un ''Caballo Negro'' y volando ''Entre Dos Aguas'', no sé cuantos años después descubro que esta no es ''otra letra más que se escribe sola sin necesidad''.


Y como ''nada ocurre por casualidad'', eternamente agradecido a mi amigo Bona, por descubrirme a FAUSTO TARANTO.

Las Tres Calaveras acaban de enamorarse del disco, que ''casualmente'' tiene una Calavera gobernando su portada.








Mantengo humildes mis orejas.