NOSOTROS

NOSOTROS

sábado, 2 de abril de 2016

Dr, Jeckyll & Mr. Rock: Cambio de guardia

Dr, Jeckyll

1977 Mientras grupos y solistas presentaban sus trabajos en medio mundo tales como Barbra Streisan. Supertramp, Stevie Wonder y Bee Gees mojaban bragas a tutiplén, Mr. Zimmerman, Bob Dylan publicaba ''Street Legal'' un disco con un sonido un tanto alejado de sus anteriores plásticos de sonido más dulzón, intimista o reivindicativo. Esta vez era algo más áspero, como queriendo mostrar la inquietud de su yo interior.

Decimooctavo álbum y especial entre otras cosas porque Dylan agregó a sus canciones el trabajo de una banda numerosa, con pianos, vientos, percusiones y coros femeninos, dando un empaque diferente a los anteriores trabajos. Una proyección de sonoridades nuevas para una propuesta diferente.

Nueve canciones grabadas en una mesa de veinticuatro pistas, todo analógico. El estudio de grabación era un trailer, ya que Bob por necesidades de contrato andaba justo de tiempo para la entrega de material y no encontraba un estudio profesional en la ciudad que pudiera grabar una banda de estas características.

La falta de tiempo le llevó a repetir trabajo con el mismo productor del disco anterior y con el que no quedó muy satisfecho del resultado final, sin menoscabo de la calidad de las canciones. En especial la primera y la ''culpable'' de éste post.

Las canciones de Bob Dylan no solían extenderse mucho en duración, una media de cuatro minutos aproximadamente. No había necesidad de extender mucho más una canción que lo que den de sí cuatro estrofas y dos estribillos, suficientes para lanzar un mensaje.

Pero para esta ocasión no escatimaron tiempo, se recrearon buscando intros, melodías de saxofón, coros de respuesta a las melodías y hasta un solo de guitarra se puede escuchar casi al final. Una nueva presentación en sociedad de lo que anhelaba hacer en directo, quizá dejándose llevar por lo que ya llevaban años haciendo bandas como Allman Brothers, Jam Bands que se recreaban en su propia música y alargaban las canciones todo lo que querían según el estado de ánimo de los músicos y el ambiente o la energía que flotaba en el lugar.

Un cambio. Una necesidad de confesarse ante la audiencia y contar de forma Dylaniana, a su manera, los cambios interiores que estaba viviendo y los compartía de la mejor manera: en forma de canciones que trajeran un cambio.

Un cambio de guardia.


Más de siete minutos de duración que no se hacen pesados y que Dylan te va contando en cada estrofa sus vivencias en la música, su vida sentimental y la visión del mundo para él en esa época. Nunca entendí del todo la letra de esta canción al traducirla. Mi nivel de Inglés está entre andar por casa y patético, así que tengo que tirar de traductor de estos que hay por internet y no me dá credibilidad total ninguno porque las traducciones son literales y después está el trabajo creativo de reinterpretar o intentar adivinar siendo muy empático, lo que nos quiere transmitir el artista.

Llegados a este punto digo siempre lo mismo: no importa si no se entiende la letra, lo que verdaderamente importa es lo que te hace sentir la canción cuando la escuchas. Eso es con lo único que hay que quedarse.

Incluso hasta para los fans y críticos musicales de esa década, les sirvió la canción para debates radiofónicos y críticas literarias en algunos casos feroces, elucubrando y especulando con el verdadero mensaje de la letra de la canción, llegando en algunos casos a acusar a Dylan de acercarse al oscurantismo! Ya hay que ser obtuso, torpe y abrupto para llegar a excupir semejante proclama.

Nada más lejos de la realidad. Dylan está cantándonos a su manera acerca de sus vivencias musicales, la evolución de su vida sentimental y su reciente abrazo al cristianismo, pero no olvidemos que Bob es Bob y hay que estar acostumbrado a devanarse los sesos intentando entender algunos de sus textos.

Cambio de guardia sólo fué tocada en direto en la gira de presentación del disco en 1978 y nunca más volvió a tocarla. Cosas del cantautor y su introversión tan acentuada.

Me ha costado más de lo habitual encontrar una muestra decente de lo que era la canción tocada en directo en 1978. La versión oficial del disco apenas hace justicia a lo que podía llegar a dar de sí en directo, pero hay una grabación que muestra a la banda en plenitud y a un Bob Dylan muy esforzado en cantar. A su manera, pero cantar.

                                    
                                                      ----------------------------------------------

Mr. Rock

2012

Para conmemorar los cincuenta años de Amnistía Internacional, entre otros actos se organizaron varios shows en vivo con los artistas más implicados en causas como las que denuncia esta organización.

De entre ellos una banda llamada The Gaslight Anthem hicieron una versión más que decente de ''Cambio de guardia''. Rock sencillo y directo, adaptando a su estilo los fraseos del saxofón en las voces, consiguiendo un buen climax final en una versión potente y de buena calidad auditiva.

Es de agradecer que las nuevas bandas rescaten alguna vieja canción de vez en cuando y la actualicen, es una buena forma de mostrar a las nuevas generaciones que les escuchan acerca de sus influencias artísticas y orientar a los recién llegados sobre las bases de la música hace cuarenta o cincuenta años.


Todo es diferente, pero nada ha cambiado.