NOSOTROS

NOSOTROS

miércoles, 7 de junio de 2017

El Rock no es de aquí. Tercer aniversario.


Calaveras tod@s, he nos aquí entre lectores, amigos y fans de la música en general, como adelanto del tercer aniversario del blog, vuestro blog. Porque esto sin camaradas no serviría para mucho, no tendría sentido, para qués ni futuro.
Por qué empezar con Richie Sambora? y haciendo una versión de una perla de canción de Deep Purple?
La razón es bien simple: Camaradería.
Como dije al inicio, sin camaradería pocas cosas se podrían conseguir, como por ejemplo hacer Rock. Se puede estudiar y practicar en casa en la soledad de un habitación, pero tarde o temprano el cuerpo te pide acción, estás vivo, joder! Y necesitas saber qué se siente cuando enchufas la guitarra al amplificador, empiezas a tocar y dos estropeados de la cabeza con tu misma tara te siguen, se crea una energía, te sientes inmortal y el Rock'N'Roll se hace carne. Y te habita.
Te posee un ente cuyo lenguaje son los watios de potencia, el desgarro espiritual y la rabia contenida. Los latidos de su corazón son los golpes de la batería y su intención va de la mano del bajo y su presión arterial.

Y engancha. Mucho. Quizá la única droga legal que no deja secuelas en el organismo, pero te cambia la vida. A mejor o a peor ya lo decide cada uno con sus actos, pero la música nunca exije que te auto destruyas, eso ya te lo vende tu entorno por un lado y la chalaúra que te haya tocado, por otro.

Cuando en los 80's Def Leppard empezaban a despuntar como una de las mejores bandas de Rock del momento, un desgraciado accidente de circulación provocó que a su batería le amputaran un brazo, con el consiguiente shock para el afectado y por ende, al resto de la banda. Fueron meses de sufrimiento, incertidumbre y desasosiego, no sabían qué hacer con la banda. Rick era un amigo por encima de todo y no tenían claro si seguir con él o no, hasta que un día un ángel en forma de ingeniero diseñó una batería especial para él. Tenía que usar los pies de forma un tanto diferente a como lo venía haciendo y con el brazo que le quedaba tendría que usarlo para terminar de redondear el ritmo. Fue casi como empezar desde cero, adquirir otras mecánicas de trabajo hasta dominar el nuevo instrumento.
Tan impagable regalo llegó como un milagro a la vida de Rick, le llevó un tiempo ponerse al nivel del resto de la banda y empezar a sonar como antes, pero lo consiguió y la prueba es más que evidente, no hay más que buscar cualquier actuación de Def Leppard en vivo en you-tuve y disfrutar de una de las mejores y más profesionales bandas de Rock. Estos señores tranquilamente podrían haberle dicho al batería: ''sentimos mucho lo que te ha ocurrido y te deseamos lo mejor, pero la banda no puede pararse ahora y tenemos que seguir con otro batería, gracias por todo y nos vemos'', pero en lugar de eso y teniendo un gesto que les honra, les dieron lustre, brillo y un gran ejemplo de lo que es la palabra ''camaradería''.

Richie Sambora siempre estuvo ahí desde el principio cuando un desconocido Jon Bon Jovi quería grabar unas canciones para una maqueta con la intención de mostrarla en los estudios donde trabajaba de ''chico para todo''. Lo consiguió, firmaron un contrato, grabararon un buen disco de inicio, el segundo y la confirmación de super banda. Llegaron los mega conciertos, la invasión de egos, los discos en solitario del cantante y el way of life ridículo de estrellas hollywoodienses, excesos, desmadres, bodas y divorcios. Todo más propio de un capítulo de Dallas que de una banda de Rock.
Discos mediocres, más representativos del estado de autocomplacencia y vender un producto manido sólo por intereses comerciales que buscar honestamente unas buenas canciones y correr ese riesgo necesario que lleva implícita la palabra Rock.
Mr. Sambora se casó con una estrella de Hollywood, tiempo después se divorciaron y dicen que fue el golpe definitivo que le llevó al alcoholismo. Un buen amigo le habría intentado ayudar, sacarlo de ese pozo vomitivo, pero la ''ayuda'' le llegó en forma de ultimátum por parte del líder de la banda: o lo dejas, o prescindimos de ti. Y así fue, Richie anímicamente no había podido digerir su fracaso amoroso y no encontraba nada a lo que agarrarse para poder salir a flote. Le llevó unos años ponerse las pilas, pero empezó a aparecer su guitarra en discos de otra gente, hizo actuaciones en acústico mostrando realmente quien era el que componía en su ex-banda y dejando una buena muestra de su capacidad vocal y su destreza en las seis cuerdas.
Por supuesto, Bon Jovi continuó sin él y para mí sus discos desde entonces los uso de posavasos, ése es el nivel y la comparativa con Def Leppard acerca del seignificado de la palabra ''camaradería''.

Ejemplos de vida así hay por miles en el mundo, no sólo en el Rock se encuentra el yin y el yang, en cualquier calle, ciudad o zona salvaje hay muestras sobre el lado bueno y el lado oscuro de la vida. No todo son flores ni todo es estiércol, pero a mi entender, una cosa necesita de la otra.

Quizá porque toco la guitarra y me he bebido los bares estoy con Richie.


Para mí, el ganador está claro quien es.



Mantengo humildes mis orejas.