NOSOTROS

NOSOTROS

miércoles, 28 de junio de 2017

La piña y los ladrones de idem.


''En tu puerta la planté
pensando que me querías.
Como sé que no me quieres,
dame la piña, que es mía''.

Como ya sabéis, este mes es el tercer aniversario del blog y como ordena la liturgia, traemos de nuevo a nuestra Calavera de honor, Coquito y una receta muy al hilo de todo esto.

Bienvenidos, gracias por ser y estar y mientras alimentamos nuestras orejas, vamos a preparar un rico y sorprendentemente fácil pastel.


Para que todos los Calaveras podáis brindar con nosotros en nuestro cumpleaños, os vamos a decir cómo se prepara para poder celebrarlo todos juntos, así que como gritó el corsario: ''al abordaje!!''

Para este bizcocho de piña, vamos a necesitar:

- 4 huevos medianos
- 250 gr. de azúcar
- 1 yogur griego
- 125 gr. de aceite de girasol
- 6 cucharadas soperas de jugo de piña
- 2 cucharaditas pequeñas de vainilla líquida
- 1 pizca de sal
- 375 gr. de harina
- medio sobre de levadura
- caramelo líquido
- 5 rodajas de piña en su jugo

Una vez reunidos todos los ingredientes a temperatura ambiente (Importante!) comenzamos la elaboración de la receta:

- lo primero es preparar el molde y engrasar éste con mantequilla, el fondo con caramelo líquido (mejor casero) y las rodajas de piña
- en un bol batimos los huevos con el azúcar hasta que la mezcla esté blanquecina
- agregamos el yogur, después el aceite y seguimos batiendo hasta que esté todo bien integrado
- añadimos el jugo de la piña, la vainilla y la pizca de sal
- seguimos batiéndolo todo y por último, la harina tamizada con la levadura. esto último, lo haremos en tres veces y seguiremos removiendo hasta que la mezcla esté homogénea.
- con el horno precalentado a 180º, introduciremos el molde para el golpe mágico y esperaremos de 30 a 40 minutos aproximadamente
- pasado este tiempo, haremos la prueba del palillo para ver si está cocido
- una vez terminado, esperamos 5 minutos y desmoldamos, dejando la parte de abajo, hacia arriba



''Entre canciones, poemas,
relatos y vivencias,
se va quedando la esencia,
aquí os dejamos el plato,
que sea de buena tertulia
y de provecho extasiado,
que traiga mejores lunas
y nos deje iluminados''.



Muchas felicidades, Calaveras!!