NOSOTROS

NOSOTROS

lunes, 6 de octubre de 2014

ATAÚD BLANCO






Eran las doce cuando las agujas chocaron,
cuando en la carne se clavaron.
Madre tu niño se muere.
Madre CORRE!
que tu niño se pudre
que su piel entre sus huesos se hunde.
Madre CORRE!
a quitárselo a la Muerte,
que lo duerme con su sonajero
de huesos y pellejos
 
Madre, la cuna esconde y su cara tapa
para que no lo encuentre.
Madre, por tu hijo pregunta la Muerte.
A tu puerta llama
con su mano descarnada
con negra saya
 
Madre, a tu hijo calla.
Mécelo entre tus brazos,
cógelo en tu regazo.
Pues a por él, la Muerte viene
a llevárselo
en su caja de madera
en su ataúd blanco.
 
A por tu hijo, al que quieres tanto
La Muerte, MADRE
a por tu niño viene.