NOSOTROS

NOSOTROS

viernes, 3 de abril de 2015

LA COLMENA



 

El sol todavía lame las azoteas de los edificios más altos. Las miles de hormigas humanas vuelven a sus nichos relevadas por otras miles que harán el turno de noche. La gran colmena no descansa, no entiende de hijos que necesitan a sus madres o de hombres que necesitan el abrazo de sus mujeres, ni de ancianos que necesitan que les den la sopa, sólo ella es, sólo ella es importante. Los ventanucos paulatinamente se van coloreando con frías bombillas led. El celeste sucio del cielo va cambiando poco a poco a un engañosamente bonito púrpura, que anuncia un negro duro y opaco de luna nueva. Hoy tampoco se verán las estrellas ocultas por el sepia del vapor de mercurio de las farolas.  ¿Estrellas? Las estrellas son como los elfos o los dragones, los niños de la colmena han oído hablar de ellas, las han visto en la televisión o han leído sobre ellas en cuentos, pero en realidad nunca las han contemplado de verdad. Las dibujan con trazos torpones y gruesos lápices de cera en forma de asteriscos amarillos sobre lienzos coloreados de azul, imaginándolas sobre prados verdes y casas blanqueadas con tejados rojos y dos ventanas descuadradas. Pobres corderitos, en la colmena os cuentan tantas cosas….  Llenan vuestras cabecitas con esperanzas del color de la hierba de plástico con la que os alientan. La colmena os necesita fuertes e ilusionados, todo requiere un esfuerzo, todo esfuerzo es recompensado, la recompensa es la hierba fresca, la recompensa es contemplar las estrellas…La recompensa es salir de la colmena.

 Os lo digo yo porque estoy aquí afuera, y ahora la veo desde lejos. Estoy sentado sobre una piedra fría y dura, bajo las estrellas, y en verdad que son preciosas. Mis pies descalzos están sobre hierba fresca. Una ligera brisa me llena de aire fresco y fragante de una noche de primavera. Pero ahora me  tengo que marchar. Pronto vendrá un vigilante y revisará que todo, todo esté en su lugar, hasta los fantasmas.


                                                                      FIN